Category ArchiveNiños de agua

Guilá Naquitz

Guilá Naquitz

¿Has escuchado hablar de Guilá Naquitz? Es una pequeña cueva que está en el Valle de Tlacolula. Ahí puedes encontrar vestigios arqueológicos, cuevas y una vista espectacular. Pero la gran importancia de esta cueva está en que ahí se encontraron las semillas más antiguas de calabaza, aunque también se encontraron semillas de chile y frijol y fragmentos de espigas de maíz, las cuales puedes ver en el Museo de las Culturas de Oaxaca.

La cueva de Guilá Naquitz probablemente fue ocupada seis veces entre los años 8000 y 6500 antes de nuestra era por grupos de cazadores recolectores. Además de las semillas hay pinturas rupestres.
¿Por qué es importante? Porque nos da muestras de cómo nuestros antepasados domesticaron el maíz, que es tan importante para nuestra alimentación. ¿Cuántos productos hechos con maíz conoces? Tortillas, tamales, atole, memelas, tlayudas y muchísimos más.

Pero el maíz originalmente era muy diferente a como lo conocemos ahora. Originalmente era una planta muy pequeñita. Algunos especialistas piensan que nuestros antepasados comenzaron a domesticarlo hace 12,000 años hasta que llegó a ser como lo conocemos hoy.

¿Cuál es tu forma favorita de comer maíz?

El proceso de la fotosíntesis

El proceso de la fotosíntesis

La semana pasada aprendimos que las plantas no pueden moverse para conseguir su propia comida, así que la tienen que producir ellas mismas. Este proceso se llama fotosíntesis y requiere de 4 cosas: la luz del sol, agua, bióxido de carbono y clorofila.

Pero, ¿qué pasa una vez que la planta dispone de estos ingredientes? ¿Sabías que las plantas, al igual que nosotros, respiran? Pero en vez de respirar oxígeno como nosotros, respiran bióxido de carbono. Las plantas también toman agua a través de sus raíces. Una vez que tienen agua y oxígeno, sólo necesitan luz. Las hojas de las plantas tienen muchas células pequeñitas que se llaman cloroplastas donde se lleva a cabo el proceso. Las cloroplastas hacen que las hojas sean verdes y también transforman el bióxido de carbono, el agua y la luz en azúcar y oxígeno. Entonces las plantas pueden usar el azúcar como alimento y el oxígeno lo descargan en la atmósfera, lo cual nos permite a nosotros respirar.

La fotosíntesis sucede en TODAS las plantas, incluyendo las algas. Los humanos y animales hacemos lo opuesto a la fotosíntesis: respiramos oxígeno y exhalamos bióxido de carbono. Esto quiere decir que ambas nos necesitamos mutuamente para poder vivir. Por ello es importante cuidarlas y sembrar las más que puedas.

¡A comer!

¡A comer!

¿Qué haces cuándo tienes hambre? A lo mejor atacas el refrigerador o tratas de convencer a tu mamá que te lleve a algún restaurante. Haces eso porque eres un herótrofo, es decir, un organismo que obtiene su energía de la comida que consume. Los humanos y los animales somos herótrofos.
Las plantas, por otra parte, no pueden ir al refri cada vez que tienen hambre. Tienen que producir su propia comida. Por ello, las plantas se consideran autótrofas. Usan la energía del sol para producir la comida que necesitan. Esto es lo que llamamos fotosíntesis.
A veces podemos aprender mucho de algo observando cuidadosamente la palabra que la describe. Probemos con fotosíntesis. Esta palabra está hecha de un prefijo foto que significa luz y una palabra raíz síntesis, que significa más o menos juntar. Entonces, si las unimos nos da juntar con luz. Una definición más detallada que podemos encontrar en el diccionario nos da la siguiente respuesta: la producción de carbohidratos formada por bióxido de carbono y agua, usando la luz del sol como fuente de energía y con la ayuda de clorofila.
La fotosíntesis es un proceso que sucede en las células de las plantas. Para llevarlo a cabo se necesitan ciertos ingredientes como:
Luz – del sol
Agua – que la planta toma de la tierra a través de sus raíces
Bióxido de carbono – que la planta toma del aire
Clorofila – que se encuentra en las células de la planta

La próxima semana hablaremos del proceso que siguen las plantas con estos ingredientes.

Bichos

¡Bichos!

Todavía faltan algunas semanas para que vuelvas a la escuela. Por si estás aburrid@, te invitamos a hacer tus propios bichos.
Vas a necesitar:

 

  • Piedritas
  • Pintura de diferentes colores
  • Pegamento
  • Pinceles
  • Hojas, ramitas

Primero hay que observar en el patio de tu casa, el parque o algún jardín, los diferentes tipos de insectos que puedes encontrar. Si tienes una cámara puedes tomarles algunas fotos para que te sirvan de inspiración.

Selecciona los insectos que más te gusten y trata de pintarlos en las piedritas que recolectaste. Con las ramitas y las hojas puedes simular alas, antenas o patas. También puedes crear tus propios insectos con los colores que más te gusten.

Cuando tengas varios, puedes crear el mundo en el que viven tus bichitos con papel periódico, retazos de telas y otros elementos que encuentres en tu casa.