casadelaciudad.org

Historia

Trayectoria de la Institución

 

El proyecto de rescate del edificio así como la integración de las dos iniciativas que hoy acoge: la Biblioteca Andrés Henestrosa y la Casa de la Ciudad, estuvo encabezada por la doctora María Isabel Grañén Porrúa y Sebastián Van Doesburg, a través de la entonces naciente Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca. Tras un acuerdo con el gobierno municipal entonces encabezado por Gabino Cué Monteagudo, se logró que se facilitara el inmueble para albergar ambos proyectos, iniciando su restauración en el año 2003. El 30 de noviembre de ese mismo año la casa fue inaugurada en una primera etapa, con la Biblioteca Andrés Henestrosa, la cual alberga más de 40 mil volúmenes de la colección particular de este escritor oaxaqueño.

La Casa de la Ciudad se inauguró el 17 de enero de 2004 mediante un convenio entre el Municipio de Oaxaca y la Fundación Alfredo Harp Helú Oaxaca, aportando el municipio el edificio histórico y la FAHHO la operación del mismo. Convencidas las partes de la necesidad de un centro dedicado al estudio y análisis de la ciudad, a la concienciación de sus ciudadanos en cuanto al valor de su contorno urbano y a la promoción de una ciudad limpia, humana y sana, se fundó este instituto

266

La Casa de la Ciudad es un espacio abierto al público en general, donde cada quien puede encontrar información sobre el origen, el desarrollo y la conservación del centro histórico de Oaxaca. Sirve como foro constante para el análisis del desarrollo urbano actual y su impacto en el centro histórico.

Hemos realizado proyectos, trabajado con las comunidades y hecho propuestas. Intervenedi en asesoramiento y sentido critíco de mirar a la ciudad. Convencidas las partes de la necesidad de un centro dedicado al estudio y análisis de la ciudad, a la concienciación de sus ciudadanos en cuanto al valor de su contorno urbano y a la promoción de una ciudad limpia, humana y sana, se fundó este instituto.

La Casa de la Ciudad es un espacio abierto al público en general, donde cada quien puede encontrar información sobre el origen, el desarrollo y la conservación del centro histórico de Oaxaca. Sirve como foro constante para el análisis del desarrollo urbano actual y su impacto en el centro histórico.

 

Historia de nuestro edificio

 

La primera mención de una construcción en la esquina de las actuales calles de Porfirio Díaz y Morelos data de 1707, se trata de “una casa de bajos y tienda” ubicada en la esquina enfrente de la Ermita de Nuestra Señora del Carmen y Lágrimas de San Pedro. (Archivo de Notarías de Oaxaca).

El actual edificio que alberga La Casa de la Ciudad y la Biblioteca Andrés Henestrosa, fue construido como parte del conjunto religioso de la Congregación del Oratorio, grupo de presbíteros seculares unidos a la causa evangelizadora de Felipe Neri, entre 1660 y 1680. El templo, que se conserva hasta la fecha, se ubica en la esquina de las calles Independencia y Tinoco y Palacios y sus anexos están delimitados por las calles Porfirio Díaz y Morelos.

 

La edificación del tempo y la casa anexa en los terrenos donados por el obispo Ángel de Maldonado comenzó en 1733 y finalizó en enero de 1773. Por decreto de la Ley de Nacionalización de los Bienes del Clero en 1856, el conjunto pasó a ser propiedad federal. La iglesia se mantuvo abierta al público, la casa de ejercicios fue donada a la Sociedad de San Vicente de Paul, organización misionera, y la casa sede de la Congregación, fue fraccionada y vendida a particulares. A finales del siglo XIX la Congregación del Oratorio se extinguió y la iglesia pasó a manos del clero secular.

Este inmueble, al iniciar el siglo XX, albergó la Escuela Normal para Profesores. En los años veinte albergó el Hotel Segarra (Genaro Vásquez, 1927), posteriormente al periódico El Fogonazo y a la papelería Quetzalcoatl. En junio de 1989, el Ayuntamiento de Oaxaca compró la casa destinando su uso para oficinas municipales.

 

edificio-cdlc

El edificio de Casa de la Ciudad alrededor de 1930.