¡La Ciudad es la Casa de todos…!

Del Temblor al Arte

La noche cuando la tierra se estremeció infinitas historias quedaron sepultadas entre los escombros que alguna vez conformaron los hogares y espacios en donde nuestra gente desarrollaba su vida y construía sus sueños. El saldo de aquella noche y de los días posteriores al terremoto fueron familias quebrantadas, infinitos rostros donde se leía la tragedia, miles de casas destruidas, patrimonios arrasados por la desesperación, la ignorancia y la inexistencia de planes de contingencia en diversas materias que respondieran de forma inmediata a las necesidades vitales y emocionales de una población en crisis.  

Los sismos del 7 y 19 de Septiembre, con epicentro en el Golfo de Tehuantepec y al suroeste del Estado de Puebla respectivamente, forman ya parte de la historia del País y en especial de nuestro estado, para ser recordados como dos de las catástrofes naturales más impactantes que hayan provocado una crisis en las dinámicas de la vida cotidiana de la población como también de su vida social, económica y cultural.  

Ante este panorama donde la fractura no solo fue física sino mayor aún emocional, la reconstrucción de los pueblos no se podía dar exclusivamente desde la visión de una recuperación de la infraestructura urbano-arquitectónica de su entorno; requería una mirada más humana que permitiera detonar la reconstrucción de los lazos sociales de cooperación y solidaridad, de la empatía con el otro, de la participación y de la estabilidad de quienes habían vivido la tragedia.  

Del Temblor al Arte es, pues, una narrativa de quiénes y cómo respondieron ante este panorama de crisis emocional. Intenta llevar a los visitantes a un momento de reflexión sobre las iniciativas de los nativos, de artistas originarios y foráneos, así como de diversos voluntarios y asociaciones que se unieron para apoyar en aquel momento de crisis. Fueron diversas las acciones de cooperación a esta reconstrucción emocional, se realizaron múltiples actividades artísticas donde todos podían participar y olvidar los momentos de angustia. Otros optaron por ayudar a reactivar la economía local a través de la donación de las herramientas para que la gente retomara sus trabajos y unos más utilizaron los muros y calles derruidas como lienzos donde plasmar mensajes de apoyo y soporte emocional. Los artistas cooperaron a través de la donación de obras. El temblor de la tierra desencadenó, en definitiva, una nueva ola de arte, conocimiento y reflexión.  

Del Temblor al Arte reivindica una vez más que el Istmo de Tehuantepec y las demás regiones afectadas por los sismos son comunidades donde la resiliencia se da de forma natural por los valores sobre los que están construidas y la fuerza milenaria de su cultura. 

Fotografías

Porfirio Díaz 115, Esqu. Morelos. Centro Histórico. C.P. 68000. Oaxaca, Oax.

(951)51-69647 / 51-69648

casadelaciudad.org