casadelaciudad.org

La ciudad accesible

Junio 25, 2014 Artículos Comentarios desactivados en La ciudad accesible

La ciudad accesible

Un espacio urbano más parejo

La modernización de los espacios urbanos en la actualidad pasa por varios conceptos y procesos que debemos ir comprendiendo para poder apostar a la construcción de una ciudad más justa y equilibrada. Hay que decirlo, debería ser una de las aspiraciones centrales para tener en la mira como colectivo urbano.

Entre ellos, conceptos esenciales que deberíamos tener en la mente de manera cotidiana: la protección del medio ambiente, el uso de energías renovables, la modernización del transporte público o el tema que hoy tocamos dentro de esta columna: la accesibilidad.

Hacer que la ciudad sea accesible para todos es una gran inversión para el presente y el futuro de ésta, más allá de valor directo que tiene el hecho de que cualquier persona se pueda desplazar por la ciudad sin obstáculos y de manera segura. Hay otros factores que se desencadenan de esta medida, que ayudan a que las ciudades despeguen en muchos otros sentidos.

Por ejemplo, concederemos el consumo, en particular en una ciudad abocada a este sector, donde los servicios y comercios ocupan, según el Sistema de Cuentas Nacionales del INEGI, un 70% de la actividad económica de la Zona Metropolitana.

Uno de los factores que hacen que una empresa en la ciudad sea exitosa es, sin duda alguna, su ubicación y la facilidad que tengan los usuarios de estos establecimientos para acceder a ellos. Muestra de esto es cómo se distribuyen los locales, por ejemplo, en el Centro Histórico de la ciudad o en la colonia Reforma. Lugares donde se pagan los alquileres más elevados en la ciudad.

Por un lado, la zona aledaña al corredor peatonal de la ciudad es donde se localiza la mayor parte de la oferta de altos ingresos en la zona centro, particularmente en los sectores norte del Centro Histórico. Aunque la mayor parte de las empresas del centro se ubican realmente en la zona sur, esto porque existe un factor determinante, es la parte donde están localizadas la mayor parte de las concesiones de transporte público urbano e interurbano en la ciudad.

Sin embargo, esta parte de la ciudad presenta un grave deterioro a nivel de su infraestructura urbana y la hace altamente inaccesible para un buen número de personas con alguna dificultad de movilidad o de percepción del espacio.

En el caso de la colonia Reforma tenemos un caso distinto; la amplitud de las banquetas en este sector de la ciudad permite una muy buena accesibilidad a la mayor parte de los negocios establecidos. Incluso en algunos casos, éstos se desdoblan hacia la calle, aumentando su capacidad de servicio en materias como la restauración.

Pese a estas evidencias y fenómenos cotidianos, lo cierto es que la ciudad no ha podido expenderse de forma más armoniosa con el concepto de accesibilidad. Todavía hoy es común encontrar, en los nuevos procesos de urbanización, un total desprecio por las áreas caminables en la ciudad. Donde las banquetas son mínimas, llegando al ridículo y las rampas son inexistentes.

Las compañías de servicios de electricidad, telefonía, cable y otros, siguen sembrando postes sobre las banquetas sin ninguna consideración hacia quienes caminan por la ciudad. Poniendo muchas veces en riesgo a los usuarios del espacio público, en particular a aquéllos que tienen alguna dificultad para recorrer la ciudad.

Pero el problema se extiende a lugares donde no debería existir; todavía hoy la mayor parte de los puentes peatonales de la ciudad no cuentan con rampas de acceso. Los paraderos de transporte público que se instalan, no cumplen con estándares de accesibilidad, como tampoco lo hacen los de marketing, que es a lo que están realmente destinados. Tal es el grado, que sus mamparas de anuncios pueden llegar a convertirse en un obstáculo.

Una ciudad accesible es una mejor ciudad en todos los sentidos, es una ciudad donde cabemos todos y donde los negocios se hacen de mejor manera. Además, no olvidemos que la dinámica demográfica nos lleva cada vez más rápido a ser una sociedad de gente de edad avanzada; es tiempo de prepararnos a nosotros mismos un mejor ambiente urbano antes de llegar al próximo puente peatonal y tener que subir 35 escalones de cada lado.

Compartir

No están permitidos los comentarios.